sábado, enero 28, 2006

COLORINES EN EL MAPA

De pequeños, cuando nuestros padres iban a comprar el periódico de los domingos,... bueno, por lo menos en mi caso íbamos a comprar el periódico los domingos, entre semana, nada de nada, no sé si los demás lo comprabáis o no,... a mí me soltaban el típico cuadernillo de pasatiempos para niños que no consistía en otra cosa más que una sopa de letras en la que había que descubir palabras trascendeltales como "mesa", "mamá", cuchillo",... o había que agarrar un pincel mojado en agua y esparramarlo por el cuadernillo en cuestión para que el papel se empapase tanto que se quedaba como papel higiénico, pero se tintaba al mismo tiempo de azul, rojo,... .y daba color a unos muñequitos cursis con sombreros y paraguas que estaban pintados como haciendo que andaban por colinas...
La seción que más me gustaba era en la que había que unir puntos numerados y ver como aparecía un niño paseando un perro, un árbol de Navidad, un abuelete sentado en un banco...
Bueno, pues algo así estoy yo haciendo con el mapa de México.
La verdad es que no sé si al final haré el viaje, me quedaré en mi casa mirando las paredes o me tendré que ir a mi casa deprisa y corriendo porque algún hijo de puta ha decidido a última hora que todo lo que han podido hacer sin mí ahora corre mucha prisa o simplemente por joder.
En cualquier caso, lo bien que me lo estoy pasando haciéndome las pajas mentales estas y dibujando flechitas en el mapa no me lo quita nadie.
Así me queda el mapa de la República después de pasearme por él dejándome llevar más que nada por lo sonoro de los nombres de las ciudades. Hay algunas que son reconocidas, pero otras, que simplemente me llaman la atención por lo resonoro del nombre, San Luis Potosí, Zacatecas, Aguascalientes,... no sabría decir si mucha gente hace planes de viaje de acuerdo con como de cachondo se pone al oir nombrar una ciudad... quizás debería de tener una guía conmigo aquí y ahora... enfín... ya habrá tiempo...


Hay mucha más divagación en el mapa que otra cosa,... pero es el instinto lo primero que te lanza a la aventura ¿No? Vamos... que Colón pretendía ir a Japón... así que leccioncitas,... pocas...
-ROJO: esta era la idea inicial en al que pensé. Entrar en coche por Nuevo Laredo para pasar por Moterrey. Llegar a San Luis Potosí, más que nada, porque me parecía un nombre muy chulo. Zacatecas y Aguascalientes porque también me parecen muy sonoros, luego me han dicho que son ciudades bastante feas, que no hay mucho que ver. No se me molesten coño,... y bajar a Guadalajar, que esa si que es un imperativo. Seguir al DF, pero quizás no entrar en la ciudad. Guanajuato, la ciudad de los cerros, Querétaro, la ciudad del partido contra Dinamarca en el Mundial de México'86, Tlaxcala y Pueblas que sí que dicen que son chulas, Oaxaca que es una pasada y entrar en Chiapas, Palenque, Tuxtla Gtz,... y luego ya facilito, la panamericana hasta donde Dios y el coche quisieran...
-AZUL CELESTE: después de las sugerencias de este amigo mexicano, se me encendió una lucecita y me di cuenta de que hacer la ruta de la costa, podía ser una buena idea. Siempre había pensado en Veracruz, me sonaba muy bonito el nombre y sabía que se habían desarrollado ciertas batallas allí... y además me sonaba no sé que películo de Sarita Montiel... la nueva promesa del cine español, esa chiquilla que ha sido una revelación en los últimos Goya... o me debo de estar confundiendo con Leorno Wälting... que,... por cierto,... me enteré de que también ella es de mi año... ¡¡Joder!! ¡¡Si es que se me van todas cagoentó!!... pues eso... que la costa Este podía ser una buena experiencia. Luego, pasar por Oaxaca que dicen que es una pasada y subir hasta Mérida, donde Rodolfo Soriano Núñez me dijo que se comía tan bien. De ahí, quizás volar a Guatemala o pillar un bus de línea (un camión), darme un baño de pueblo y cruzar la frontera, consiguiendo otro sellito en mi pasaporte...
-ORO: es básicamente una variante de la roja para poder pasar por Veracruz (si es que realmente merece la pena) o de la azul celeste para pasar por Oaxaca, que esta sí que efectivamente merece la pena... ¡¡¡Tengo unas ganas...!!!
-VERDE: ha sido más que nada una paja mental... más que nada, porque no da tiempo a todo. Pero si llegara hasta Mérida, que tal sería arrivar a Cancún, rozar un poco de cebolleta con alguna americana etilizada, o encontrar alguna españolita... que todo es ponerse... y después de haber paseado por México unos diez días o dos semanas, pasarme a Cuba, otros diez días o dos semanas, depende del tiempo que tenga, y recorrer la isla de Fidel... con un habano en la boca, una botella de ron en la mano y el volante de un coche de los 40 en la otra... que bonito quedaría... eso sí... nada de jineteras...
-VERDE OLIVA: es una alternativa a la verde. Puesto que Cuba necesita mucha dedicación y que uno de los objetivos del viaje era coleccionar sellos en el pasaporte (suena muy estúpido, lo sé... pero cada uno es como es...) pues podría intentar volar a Guatemala, que dicen que es bonita, y en unos 2 o 3 días finiquitarla.
-MORADA: si es factible, podría retomar ahí la ruta roja y llevarme dos sello más, porque Salvador y Tegucicalpa están bien pegaditas...
El final de la roja es más que nada volver a casa. A Costa Rica, como a Cuba, mejor ir desde España. Cuba necesita mucha dedicación y de Costa Rica puede prescindir.
Básicamente, por razones que no vienen al caso, no puedo volver a entrar en USA hasta que no pase por Madrid. Y para volar de vuelta a España, no podré ir por Miami que es por donde casi todos los vuelos pasan. Tengo que volar directo desde La Habana, San José o DF, pero no desde Guatemala, Honduras, Nicaragua,... etc... porque todos esos pasan por Miami, de ahí, que he dibujado las rutas AZUL MARINO.
Vamos... que tengo un cacao en la cabeza de cojones... ya veremos en que acaba todo esto... porque ni siquiera sé cuanto tiempo me darán los perros de Madrid...
---
MORRIÑA


Estoy escuchando Cadena100, que están hablando de Madrid como destino turístico... ¡¡¡Y me está entrando una morriña!!!
Madre mía... que si las tapas, que si la Cava Baja, que si la Latina... bfff... estoy con unas lágrimas de cocodrilo... que vaya tela...
Y ahora Sabina cantando... jodeeerr..... me parece que le van a dar a México y me voy a mi casa a que mi madre me haga un plato de callos con grabanzos...:-(

9 Comments:

Blogger Rodolfo Soriano-Núñez said...

Don Diego,
Pues qué le puedo decir. A mí hay ciudades españolas que igual me dan ganas de conocerlas sólo por nombre, especialmente las que heredaron nombres en latín, como Zaragoza, la antigua Caesar-Augusta del imperio, o las de nombre morisco como Córdoba, las de castellano puro como Madrid e incluso un pequeño pueblo al norte de España de donde salieron mis parientes, Terol se llama.
Yo creo que puedes tomar un enfoque muy flexible. Yo me tomaría boletos de avión de algún punto en los EU a dijéramos, Monterrey, Guadalajara o la Ciudad de México, de donde quiera que elijas para empezar puedes hacer combinaciones de autobús o camión con avión. Para mí una ruta ideal para conocer lo más importante de México sería entrar por Monterrey, visitar los museos de esa ciudad en dos o tres días y salir rumbo a Chihuahua, pasar un día ahí y salir con rumbo a las Barrancas del Cobre. Las barrancas son más profundas que el Gran Cañón al que tanta publicidad le hacen los americanos y esa zona de México es simplemente maravillosa. De Chihuahua yo volaría rumbo a Guadalajara, otros tres días para conocer esta ciudad muy bella (con visitas a antros incluidas) y de ahí viajaría por tierra a Zacatecas (uno o dos días), Aguascalientes (un día) y de ahí rumbo al Bajío mexicano, especialmente la ciudad de Guanajuato con sus momias, sus minas, su arquitectura y demás. De ahí, viajar en camión al Distrito Federal y, si no has ido a alguno de los lugares clave de esa ciudad, pues aprovechar tantos días como puedas o quieras (en mi bitácora hay un plan de 36 horas en el DF armado por The New York Times). Del DF, visitar por tierra o por avión Veracruz y las ciudades aledañas al Puerto, no sé, dos o tres días dependiendo de tu tiempo y dinero. De ahí retomaría la ruta que ya te había recomendado, aunque en realidad, pues todo depende de tí. ¿Quieres conocer mucho? ¿quienes conocer poco a profundidad? Esas son las grandes interrogantes que cualquier viajero enfrenta.

28 enero, 2006 22:09  
Blogger Rodolfo Soriano-Núñez said...

En mi viaje a Buenos Aires hace año y medio, opté por la segunda opción. Me embriagué de Buenos Aires, de mate, de tango, de bife, de dulces de leche, de sus mujeres MARAVILLOSAS y no me arrepiento de no haber ido a Ushuaia, a Mar del Plata y a tantos otros lugares que me hubiera encantado conocer.
Después de todo siempre enfrentamos el riesgo de las decisiones . Yo tomé en Argentina ese enfoque y no lo lamento. Disfruté a plenitud cada uno de los 15 días que pasé en la ciudad y, muy probablemente, si fuera a España (que deseo hacerlo pronto) me perdería en esa inmensidad delirante que es Madrid, el Escorial, la catedral, los museos, la plaza de toros, el Santiago Bernabeu, los bares y Dios sabe qué más, así tuviera que sacrificar otras ciudades o regiones que estoy seguro que también disfrutaría.

28 enero, 2006 22:10  
Blogger Rodolfo Soriano-Núñez said...

Ah, y que no extrañes tanto los callos, que esos los encuentras en muchos restaurantes españoles de la Ciudad de México. Así, de memoria, te digo que en Danubio, en el Centro Leonés, el Centro Vasco y el restaurante de la Beneficencia Española, todos en un radio de menos de 10 cuadras en el centro de la ciudad de seguro que consigues Callos, aunque en el DF les decimos Callos a la Madrileña, por obvias razones.
Si te aventuras un poco más allá, con la misma materia prima, ve a algún mercado mexicano y pide un plato de Menudo o Panza. Picante como casi toda la comida mexicana. Delirante, para recontrachuparse los dedos y lo comes con un montón de tortillas recién hechas, con limón, cebolla y orégano. Tan caliente como lo toleres y--como decimos en México--"atáscate". Esta comida es especialmente recomendable cuando no has dormido la noche anterior o cuando las juergas te han llevado de un antro a otro durante la noche. Para eso casos, hay (o había) un pequeño local en las orillas de la Zona Rosa, una cuadra de Insurgentes centro, que creo que no tiene nombre. Abre, dada la naturaleza noctámbula de sus clientes, de las ocho de la noche de un día, a las 8 de la mañana del día siguiente. Tienen el Menudo o Panza en dos variedades, rojo, propio del centro de México y blanco, propio del occidente de México. Mi preferencia personal: rojo con "libro", si traes resaca (o andas crudo como decimos en México) quizás se te antoje una cerveza. Como yo soy un vasconcelista intransigente menosprecio todas las bebidas hechas de grano y sólo bebo caldos destilados a partir de la uva, así que llevo mi propia media botella de tinto, pero si te gusta la cerveza (hay de todo en la viña del Señor) pide alguna "chela" (diminutivo de cerveza) muy fría, de preferencia según mis amigos que sí beben cerveza, una Negra Modelo.

29 enero, 2006 02:13  
Blogger Diego Gutiérrez said...

Quizás sepas decirme como se llama una comida que tomé en el Parque de Chapultepec que era algo así como carne cruda, una especie de cecina, o quizás un poco cocida, "empanada" o empapada en una masa roja, que parecía ser una harina tintada de rojo. Con mucho limón exprimido por encima. Aunque ustedes los mexicanos le ponen limón a todo, icluso al zumo, perdón, jugo de naranja. ¿Sabes a que me refiero? Nadie me lo ha sabido decir...
¿Supongo que te refieres a los tacos mañaneros? Probe los tacos de tripa, si es a los que te refieres con los tacos de panza, bien llenos de verdura y salsa, y una mirinda para acompañar... Me hospedé en Sevilla, y la verdad fueron grandes aquellos días, creo q los aproveché bien, tanto que me quedé con ganas de volver... ya ves.
Yo soy más de Pacífico, como tú dices, de todo hay en la viña del Señor. Y un acérrimo enemigo de la Coronita, como la llamamos en España, que no sé pq no se usa la marca Corona. Eso sí, se hace en Guadalajara, en la de Castilla la MAncha...

29 enero, 2006 02:30  
Blogger Zuriñe Vázquez said...

Pues me haría contigo todas las rutas, todos los colores, abarcando todos los destinos. Sin prisas, saboreanado ese histórico país. De echo lo quiero hacer, aunque no ahora mismito. Y lo de Madrid, vaya marriña que te tiene que dar, a mi me pasaba en Inglaterra mucho. Para que te sientas mejor...te diré que estoy cocinando unas lentejas con rabo de buey de morirse, y un guisadito de caza, aún mejor... Que se te pase...Besitos

29 enero, 2006 06:15  
Anonymous El Lehendakari said...

Muy currado el mapa y los posts, vaya facilidad de escritura tienes. Bueno, toma una decisión respecto al viaje y adelante, sin darle vueltas ya. Mira, a mí también me gusta Sabina.
Un saludo.

29 enero, 2006 11:36  
Blogger PacoelFlaco said...

Pues entonces, ya que volverás a Madriz, vete a Guarromán que queda a pocos kilómetros...jaja!!

29 enero, 2006 15:16  
Anonymous Pau said...

La verdad que mola eso de montarse viajes. Yo llevo años montandome mis viajes por Europa (No demasiados, solo 3 o 4 años) y la verdad que es algo muy entretenido. Sobre todo aprendes mucha geografia.

Solo hay que sacar valor para viajar, y ahora que estas allí, y tienes la oportunidad igual no deberias desaprovecharlo. Seguro que vas a tener tiempo suficiente hasta para cansarte de Madrid.

Respecto a las rutas... Uf, la verdad es que es lo tipico. Hay tantos sitios para ver y tan poco tiempo... Pero yo intentaria ir a los lugares a los que sea complicado volver desde España. Hay sitios a los que ir de viaje es relativamente barato como a Cuba, y en otros, es un autentico atraco.

Sigue planeando rutas, que a veces es la parte más bonita de viajar. Aunque al final, en medio del viaje, decidas cambiarlo todo.....

30 enero, 2006 03:21  
Blogger Diego Gutiérrez said...

no te quito una coma Pau... tal cual...

30 enero, 2006 09:18  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home